Corte de Apelaciones de Santiago condena a colegio por muerte de menor en sus dependencias en virtud de caída de arco deportivo

La Corte de Apelaciones de Santiago en sentencia del 1 de abril de 2024, Rol 13872-2020, señaló que colegio es responsable de perjuicios derivados de muerte de menor en sus dependencias en virtud de caída de arco deportivo no por hecho ajeno sino por la omisión propia de no actuar con debido cuidado en mantención.

El fallo razonó que “en el contexto del incidente que provocó la muerte del menor en el colegio, no puede liberarse al dueño del establecimiento de la caída de un arco deportivo, porque al igual que en el ejemplo señalado por el autor antes citado, las estructuras metálicas en un establecimiento educacional al que asisten niños deben permanecer en condiciones de no caer sobre ellos“.

Añadió que “conforme a lo dicho, cabe responsabilidad extracontractual al colegio demandado, pero no por hecho ajeno, sino por la omisión propia de no actuar con el debido cuidado al mantener instalaciones o estructuras riesgosas en un establecimiento especialmente destinado a la permanencia de niños, razón por la cual, y de acuerdo al artículo 2329 del Código Civil, procede la reparación compensatoria dispuesta por la sentencia recurrida, la que esta Corte fija prudencialmente en la suma de $40.000.000 que la demandada deberá pagar a la demandante por concepto de daño moral, en el entendido que esa cuantía tiene correspondencia con la entidad del daño y las circunstancias de su verificación“.

Asimismo, la sentencia argumentó que “el demandado apela de la sentencia dictada, señalando que no ha habido de su parte actuar negligente del que hubiera derivado el accidente ocurrido, reprochando al fallo en alzada establecer como hecho fundante que se ausentó de la clase de educación física, que era la actividad en que se encontraba con los alumnos al momento de ocurrir el accidente. Agrega que ello jamás ocurrió porque nunca los perdió de vista, sino que se desplazó dentro del recinto a tomar más implementos deportivos, no habiendo quedado en caso alguno los alumnos sin supervisión de adultos. Se agrega a lo anterior que la causa del accidente es la falta de anclaje de la estructura de fierro que cayó sobre el niño, vale decir, una responsabilidad por omisión del colegio, en la que no cabe participación ni responsabilidad al demandado por lo que habrá de rechazarse la demanda deducida en su contra, revocándose en lo apelado la sentencia en alzada“.

¡Suscríbete ahora!

Jurisprudencia, legislación, doctrina, práctica y noticias. Todo en un solo portal.