Despachan a Sala del Senado norma que previene, investiga y sanciona el acoso laboral, sexual o de violencia en el trabajo

Destacando la obligación de educar y sensibilizar, la Comisión de Trabajo y Previsión Social despachó a Sala el proyecto que modifica el Código del Trabajo y otros cuerpos legales, en materia de prevención, investigación y sanción del acoso laboral, sexual o de violencia en el trabajo, conocido como Ley Karin.

La instancia, presidida por la senadora Loreto Carvajal, precisó aspectos relacionados con los protocolos de prevención que deberán fijar tanto el sector privado como el público (estatuto administrativo), a propósito de una norma general de la SUSESO, que instruye a las mutualidades a poner a disposición estos protocolos de prevención.

Así, se respaldó por mayoría la indicación de los senadores Iván Moreira, Matías Walker, Gastón Saavedra y Rodrigo Galilea, que, según argumentaron los autores, “busca generar confianzas” y es “jurídicamente más clara”, para que “nunca más hayan Karin”.

En la misma línea, la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, “se establecen los principios básicos para un debido proceso (…) y en la dimensión más humana, esta ley tiene una profundidad importante, influye mucho en la vida de las personas”

En tanto, la senadora Carvajal aclaró que “no existen dudas respecto del propósito y celeridad del proyecto, hay un esfuerzo conjunto”, pero argumentó que esperaba estipular los “efectos de una denuncia inconsistentes, ¿qué otras medidas podrían haber?, procurando evitar generar el miedo a denunciar”.

Con todo, la Comisión agregó que, en el protocolo se deberán considerar, “Las medidas de resguardo de la privacidad y la honra de todos los involucrados en los procedimientos de investigación de acoso sexual o laboral, y las medidas frente a denuncias inconsistentes en estas materias. Asimismo, deberá contener mecanismos de prevención, formación, educación y protección destinada a resguardar la debida actuación de las y los trabajadores, independiente del resultado de la investigación en estos procedimientos.”

Lo que se suma al resto de las presiones incluidas en el protocolo, entre otras, identificar los peligros; las medidas para prevenir y controlar riesgos; medidas para informar y capacitar adecuadamente a los trabajadores y a las trabajadoras.

Cabe recordar que el texto deja claramente estipuladas definiciones para el acoso sexual, laboral y violencia en el trabajo; además, se mejoran los mecanismos de prevención en las diversas instancias, incluyendo una serie de medidas de resguardo y el reconocimiento de atención psicológica temprana para las personas trabajadoras denunciantes, tanto en el sector público como privado.

¡Suscríbete ahora!

Jurisprudencia, legislación, doctrina, práctica y noticias. Todo en un solo portal.