Vocera de la Corte Suprema: “Queremos una Constitución que se enriquezca desde el punto de vista de los derechos fundamentales”

La vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco Martínez, informó que el Pleno del máximo tribunal se reunió para elaborar el primer documento que se entregará a la Comisión de Expertos del nuevo proceso constituyente en una exposición que se realizará el próximo jueves 22 de marzo.

La ministra Vivanco explicó que el documento fue elaborada por la Comisión Constitucional de la Corte Suprema con la asesoría de la Dirección de Estudios y que para su redacción se revisaron, sintetizaron y resumieron todos los pronunciamientos que ha hecho la Corte Suprema en materia constitucional y de protección de derechos de personas.

La magistrada adelantó que los principales ejes de la postura de la Corte Suprema se refieren a la independencia del Poder Judicial como poder del Estado, fortalecer la unidad jurisdiccional en el país y robustecer los derechos fundamentales de la personas y la forma en que los procedimientos cautelares se implementan.

La ministra Vivanco fue consultada sobre qué aspectos de la Constitución se debieran mejorar de cara al nuevo proceso, a lo que respondió: “Al hablar nosotros de derechos fundamentales y de efectivos medios de cautela no estamos hablando de que queramos que la Constitución siga como está, sino que -al contrario- la Constitución se enriquezca desde el punto de vista de los derechos fundamentales. Hay muchos que faltan por consagrar constitucionalmente; hay que resolver el tema del rango e importancia que tienen los derechos consagrados en tratados internacionales; hay que hacer ajustes importantes respecto de lo que se refiere al cumplimiento de sentencias y, por supuesto, hay que hacer un reforzamiento de acciones cautelares. Lo que hay hoy es una base, pero hay muchas otras cosas por hacer que nosotros esperamos detallarlas en aquella reunión”.

Sobre el gobierno judicial, la autoridad destacó que “nosotros ya hemos dicho, desde el proceso anterior, que el Poder Judicial está muy comprometido con buscar las fórmulas para la separación de la actividad jurisdiccional de aquella actividad que es administrativa, lo cual no está en la Constitución del 80, sino que se busca que esté ahora. Ese tema nosotros hemos siempre comprometido los esfuerzos de la Corte Suprema en esta materia y en consecuencia esperamos que se pueda lograr esta separación, buscando los camino más factibles. Porque no solo es un tema normativo, sino que tiene que ver con asuntos de administración, de recursos y otras materias. Yo diría que algunas cosas que están en la Constitución del ‘80 son cosas que vienen de la historia de 200 años de la Corte Suprema y del Poder Judicial, por lo cual obviamente esa historia hay que preservarla, pero nosotros estamos pensando en un Poder Judicial para el siglo XXI y un Poder Judicial remozado en aquello que orgánicamente le corresponde y fortalecido desde el punto de vista de sus atribuciones, sobre todo de aquellas que se refieren a la protección de los derechos de las personas”.

La ministra Vivanco fue consultada, además, respecto del fallo del máximo tribunal por el alza de planes por tabla de factores de las isapres y una eventual solicitud de prórroga del plazo de seis meses que se otorgó a la Superintendencia para dar cumplimiento a lo establecido en el fallo.

La magistrada informó que una solicitud de ese tipo debe ser planteada formalmente para que sea analizada por el máximo tribunal, hecho que aún no ha ocurrido y que si se hacer la petición deberá ser decidida por la Tercera Sala de la Corte, por lo que declinó realizar comentarios al respecto.

Asimismo, la ministra fue consultada sobre cuestionamientos al cumplimiento del fallo a lo que respondió: “Es importante decir que estamos en presencia de un fallo judicial y los fallos judiciales se cumplen. En consecuencia, aquí no está en discusión si el fallo de la Corte Suprema se tiene que cumplir o no, los fallos se cumplen. Lo único que podría estar en discusión es si se tiene que cumplir en los seis meses”, dijo.

Agregó: “Respecto del cumplimiento del fallo no hay ninguna duda. Y como usted puede entender, nosotros no vamos a debatir la pertinencia de un fallo judicial que, además, está pronunciado por el máximo tribunal del país y que, además, es consistente con la jurisprudencia anterior del tribunal mismo y también es consistente con la jurisprudencia -que ya tiene casi 13 años- del Tribunal Constitucional”.

“Entonces, sobre las calificaciones que se hagan respecto de lo que el fallo está estableciendo, nosotros respetamos, como lo he dicho tantas veces, profundamente que los ciudadanos se expresen. Pero no nos equivoquemos, porque esto no es una especie de controversia de opiniones, no, sino que se trata de un fallo que hay que cumplir y que , además, el tribunal se apresuró a aclarar si había alguna duda, a petición de la Superintendencia para que fuera lo más nítido posible qué es lo que la Corte está ordenando”.