Bolsillo familiar electrónico: despachan iniciativa que busca hacer frente a las alzas en el costo de la vida

A segundo trámite, a la Cámara de Diputadas y Diputados pasó el proyecto que impulsa medidas para la seguridad económica de las familias, de modo de hacer frente al alza del costo de la vida y los altibajos de la economía.

La iniciativa contempla un aporte extraordinario para duplicar el Aporte Familiar Permanente en 2023; un incremento permanente en la Asignación Familiar y Maternal y en el Subsidio Único Familiar y su automatización, así como la creación del Bolsillo Familiar Electrónico. (Boletín Nº 15.665-05)

La Sala del Senado aprobó en forma unánime la idea de legislar de la iniciativa, así como las normas que no fueron objeto de modificaciones. En tanto, por 42 votos a favor y 2 en contra respaldó las indicaciones del Ejecutivo en orden a flexibilizar el uso del denominado bolsillo electrónico permitiendo aplicarlo en forma total o en un porcentaje, así como permitir que un eventual remanente se pueda acumular para enfrentar un gasto más importante para las familias.

En el marco del debate hubo coincidencia en valorar la iniciativa, sin embargo, diversos senadores solicitaron “una mayor simplificación de los beneficios de modo que sean de fácil comprensión por toda la población” y, a su vez, que “no existan discriminaciones arbitrarias”, por ejemplo consultaron, “qué sucede con los subsidios de discapacidad que no se incluyen el aporte familiar permanente”.

Por otro lado, se llamó a una mayor reflexión sobre “cómo orientamos una mejor política social, con una visión más global del sistema de beneficios”.

PRINCIPALES OBJETIVOS

-Aumentar, por una sola vez, el aporte familiar permanente que se otorga en el mes de marzo de cada año.

-Incrementar, a partir del 1 de mayo de 2023, la asignación familiar y maternal y el subsidio único familiar y establecer el pago automático de este último subsidio cuando los causantes sean niños, niñas o adolescentes menores de 18 años que pertenezcan a hogares en el 40% socioeconómicamente más vulnerable de la población.

-Establecer un aporte mensual, desde el 1 de mayo hasta el 31 de diciembre de 2023, destinado a la compra o a complementar los pagos de la compra de todo tipo de productos en comercios del rubro alimenticio, en beneficio de las personas causantes de la asignación familiar y maternal del Sistema Único de Prestaciones Familiares, de los causantes del subsidio familiar y de los causantes de las familias usuarias del subsistema “Seguridades y Oportunidades”.

– La Superintendencia de Seguridad Social y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia serán los encargados de entregar las nóminas de los beneficiados.