Sala de la Cámara aprobó proyecto que reduce trámites notariales

Modificar diversos cuerpos legales para suprimir o modificar las actuaciones que deben realizarse ante un notario es el propósito del proyecto aprobado por la Sala.

El texto (boletín 13535) presentado por el gobierno en mayo de 2020, fue respaldado, primero en términos generales, por 125 votos a favor y cinco abstenciones. Además, cinco legisladores se inhabilitaron de participar en la votación.

Luego del informe de la Comisión de Constitución, a cargo del diputado Andrés Longton (RN), se dio paso al debate. En el intervinieron los diputados Leonardo Soto (PS), Jorge Guzmán (Evopoli), Miguel Ángel Calisto (IND); Fernando Bórquez (UDI), Francisco Pulgar (IND) y Francisco Undurraga (Evopoli).

Los parlamentarios destacaron el avance de este proyecto para facilitar la vida de las personas. Pero, al mismo tiempo, plantearon que es necesario avanzar en nuevas modificaciones para terminar, con lo que denominaron, abusos de las notarías. Principalmente, se refirieron al cobro de “aranceles excesivos” de los trámites que allí se realizan.
También, solicitaron ampliar el actual número de notarios, que alcanza a 300 en el país, extender su presencia en todo el territorio y zonas extremas.

Además, remarcaron que el sistema notarial tiene una antigüedad de 150 años y debe modernizarse; al igual que el Estado debe reducir la burocracia.

EJECUTIVO

A nombre del gobierno intervino en la sesión la ministra de Justicia, Marcela Ríos. Sobre esta propuesta legal explicó que la “desnotarización” nace de un estudio de la Fiscalía Nacional Económica de 2018 que identificó más de 200 trámites exigidos por ley, lo que sería excesivo.

Agregó que, además, se busca disminuir los abusos, gastos excesivos y pérdida de tiempo de las y los ciudadanos. Esto, a través de promover el uso de documentos con firma electrónica avanzada.

DETALLE DEL PROYECTO

El proyecto, que pasa al Senado a su segundo trámite, es complementario a la reforma legal del Sistema Notarial y Registral, que se tramita actualmente en el Senado. Este texto, a su vez, dio respuesta a la solicitud de diputadas/os, en orden a establecer esta materia por la vía legal y no administrativa.

En específico, se reduce la intervención de notarios en diversos actos y contratos. Para ello, se elimina en distintos cuerpos legales el requisito de reducir instrumentos a escritura pública o de autorizar ciertos instrumentos ante notario, cuando no sea estrictamente necesario; trámites que se detallan a continuación:

– Permisos de alteración y de edificación de viviendas económicas, concesión de servicio público de distribución de gas
Poder suplente de agente de aduanas

– Delegación de facultad del deudor para absolver posiciones en el procedimiento concursal

– Nombramiento del Comité de administración del condominio o acuerdo de administración conjunta de dos o más condominios.

– Enajenación de cuotas de participación de las cooperativas de vivienda

– Contrato de representación en propiedad intelectual y transferencia de derechos de autor.

– Resoluciones de concesiones eléctricas, solicitudes de pescadores artesanales en una misma área de manejo y varias materias relacionadas al Código de Aguas.

– Certificado de la liga profesional que otorga carácter de socia a Sociedades Anónimas Deportivas

– Declaración jurada para cancelación de registro a la Superintendencia de Salud y,

– Documentos probatorios de requisitos de ingreso a la administración del Estado.

En las votaciones de los artículos en particular, la Sala rechazó una modificación presentada por diputados/as oficialistas que planteaba que en los casos que se requiera la autorización de un notario en un documento privado, se pudiera realizar esto mediante firma electrónica avanzada. La propuesta fue rechazada con 46 votos a favor, 56 en contra y 26 abstenciones.

¡Suscríbete ahora!

Jurisprudencia, legislación, doctrina, práctica y noticias. Todo en un solo portal.