Aclaran interrupción de prescripción de pagaré ya que demanda fue declarada admisible y notificada durante estado de catástrofe

La Primera Sala de la Corte Suprema en sentencia del 9 de diciembre de 2022, Rol 10217-2022, acogió un recurso de casación y estableció que procedía la interrupción de prescripción de pagaré ya que demanda se presentó, fue declarada admisible y notificada durante estado de catástrofe, conforme lo señalado en el artículo 8 de la Ley N°21.226.

La sentencia argumentó que «tratándose de un pagaré en que las partes acordaron una cláusula de aceleración, una cosa es que se produzca el evento previsto para provocar la exigibilidad anticipada y otra distinta es el ejercicio efectivo de ese derecho, lo que solo tiene lugar a consecuencia de la interposición de la demanda. Así las cosas tal como lo ha venido sosteniendo regularmente esta Corte Suprema, la denominada cláusula de aceleración puede extenderse valiéndose de formas verbales imperativas o facultativas, de manera que en el primer caso, verificado el hecho del retardo o la mora, la obligación se hará íntegramente exigible, independientemente que el acreedor manifieste su voluntad en orden a ejercer el derecho que le confiere la estipulación y, en el segundo, esa total exigibilidad dependerá del hecho que el titular de la acreencia exprese su intención de acelerar el crédito.

Puede advertirse entonces que del modo en que las partes la han formulado, tal convención tiene un carácter facultativo para el ejecutante, por cuanto más allá de su potestad para deducir la acción de cobro -lo que, en cualquier caso, solo constituye el mero ejercicio de un derecho- la exigibilidad anticipada de la totalidad de la obligación basada en el incumplimiento del deudor, ha sido entregada a su arbitrio, autorizándolo para demandar el pago íntegro en el evento de la mora, como ha sucedido en la especie. Luego, la exigibilidad de la totalidad de la obligación se encontraba sujeta al hecho que el banco expresara su intención de acelerar el crédito, caducando de este modo el plazo convenido».

Añadió que «en este orden de ideas debe considerarse que la ejecutante evidenció su voluntad de ejercer la facultad de acelerar la exigibilidad del crédito al momento de presentar su demanda, hecho verificado el 17 de marzo de 2021. Empero, y sin perjuicio de lo que se dirá más adelante sobre la aplicación del artículo 8 de la ley N°21.226, de tal acción se notificó a la ejecutada el 8 de septiembre de 2021, de modo que a esta última fecha ya había transcurrido el lapso previsto en el artículo 98 de la Ley N°18.092 respecto de las cuotas que vencieron entre el 6 de enero de 2020 y el 5 de septiembre de 2020, teniendo en consideración que al tenor de lo que disponen los artículos 2503 y 2518 del Código Civil, la interrupción del término de la prescripción extintiva de la acción de cobro se produce con la notificación de la demanda.

Así las cosas, de la armónica interpretación de las aludidas normas, cabe concluir que este espacio de tiempo evidentemente se debe contabilizar en el caso de una obligación cuyo pago se fraccionó en cuotas y para cuyo servicio se convino una cláusula de aceleración de naturaleza facultativa, a partir de la fecha en que el acreedor manifestó su voluntad de cobro en el sentido indicado, salvo la situación de las cuotas ya vencidas; y, por tanto, independientes de la cláusula de aceleración».

INTERRUPCIÓN DE LA PRESCRIPCIÓN POR APLICACIÓN DE LEY N°21.226

El fallo argumentó en este punto que «no obstante, lo hasta aquí razonado, en la presente causa, como se adelantó, incide además una norma especial sobre interrupción de la prescripción dictada con ocasión de la pandemia que aqueja al país desde principios del año 2020. En efecto el artículo 8 de la Ley N° 21.226 en su inciso primero dispone que “durante la vigencia del estado de excepción constitucional de catástrofe, por calamidad pública, declarado por Decreto Supremo Nº 104, de d8 de marzo de 2020, del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, y el tiempo en que este sea prorrogado, si es el caso, se entenderá interrumpida la prescripción de las acciones por la sola presentación de la demanda, bajo condición de que esta no sea declarada inadmisible y que sea válidamente notificada dentro de los cincuenta días hábiles siguientes a la fecha del cese del referido estado de excepción constitucional, y el tiempo en que este sea prorrogado, si es el caso, o dentro de los treinta días hábiles siguientes a la fecha en que la demanda fuere proveída, lo que suceda último”.

Revisado el expediente, puede constatarse que la demanda fue presentada el 17 de marzo de 2021 y se dio curso a la ejecución mediante resolución 20 de julio del mismo año. En tanto, la notificación al deudor se realizó mediante exhorto el 8 de septiembre de 2021 agregado por resolución de 1 de octubre de 2021que se lee en el folio 14 del mismo cuaderno.

Por otra parte, el estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública declarado mediante Decreto N°104 del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de 18 de marzo de 2020 fue renovado sucesivamente, siendo la última prórroga aquella dispuesta en el Decreto N° 153 del mismo Ministerio publicado el 30 de junio de 2021 hasta el 30 de septiembre de 2021.

En virtud de lo anterior, puede comprobarse que se verifican en este caso los presupuestos fácticos para aplicar el artículo 8 de la Ley N°21.226 pues la demanda se presentó, fue declarada admisible y notificada durante la vigencia del estado de catástrofe, razón por la cual debe entenderse interrumpida la acción con su sola presentación lo que ocurrió, como ya se ha dicho, el 17 de marzo de 2021.

Por lo tanto, al existir norma especial aplicable en la especie, la interrupción del plazo de prescripción de un año no se produjo con la notificación de la demanda, sino con su presentación.

De acuerdo a lo expuesto en los razonamientos anteriores, determinado que fuera el presupuesto fáctico de la causa, precisada la naturaleza facultativa del pacto de caducidad anticipada del plazo, y que se reúnen los presupuestos para aplicar la norma especial de interrupción, una correcta interpretación y aplicación de los artículos 98 y 105 N° 3 de la Ley N° 18.092, relacionados con el artículo 2514 del Código Civil y el 8 de la Ley N°21.226 habría llevado a los sentenciadores a declarar la prescripción parcial de las cuotas que vencieron con anterioridad al año desde la presentación de la demanda, actuación que en este caso ha tenido la virtud de interrumpir la prescripción que corría, y que corresponden a aquellas que vencieron en los meses de enero, febrero y marzo de 2020″.

¡Suscríbete ahora!

Jurisprudencia, legislación, doctrina, práctica y noticias. Todo en un solo portal.